CRUCEROS POR ALASKA

Temporada: Cruceros de mayo a septiembre

Duración: La mayoría son cruceros de 7 días de duración.

Puertos principales de salida: Canadá: Vancouver y EEUU: Sattle.

Travesías de cruceros por Seward, Glaciar Hubbard, Juneau, Skagway, Icy Strait, Ketchian, Glaciar Bay, etc.

Excursiones seleccionadas:

• Glaciar Bay (Alaska): A lo largo de este largo y estrecho glaciar se extiende el Glacier National Park, hogar de lobos, alces, osos grises y pardos, ciervos de pelo negro y linces.

• Glaciar Sawyer (Alaska): Es menos conocido que el Bay, pero es también espectacular, está situado en el fiordo Tracy Arm y flanqueado por montañas nevadas de más de 2.000 metros de altura. A su alrededor viven osos pardos, negros, ciervos, lobos y alces, incluso cabras montesas.

• Haines (Alaska): En los bosques de la punta del Paso Interior, Haines se encuentra en las orillas del fiordo más largo de América, rodeado de cimas, glaciares, ríos y lagos espectaculares.

• Juneau (Alaska): Accesible solo por agua y aire, la vida salvaje florece en este lugar donde las casas están a menos de una milla de un magnífico bosque donde habita el oso gris.

• Ketchikan (Alaska): Durante el siglo XIX, la actividad pesquera comercial de Ketchikan y sus industrias conservera y maderera hizo prosperar a esta ciudad, a la que llegaron trabajadores de todo el mundo.

• Seattle (Washington, EEUU): Se hace llamar “la ciudad más agradable del mundo para vivir”. La cima de cualquier colina ofrece unas vistas increíbles: las montañas Olímpicas hacia el oeste y las Cascade al este, Monte Rainier y Puget Sound un paraíso para la pesca.

• Skagway (Alaska): Famosa desde que en 1896 se descubrió oro en uno de los afluentes del río Klondike y esta pequeña ciudad creció hasta alcanzar los 20.000 habitantes.

• Vancouver (Columbia Británica, Canadá): Vancouver tiene una situación privilegiada y posee edificios de gran elegancia que son prueba de su glorioso pasado y que se mezclan con la arquitectura más vanguardista. Tiene un sinfín de centros de arte y artesanía. Se puede disfrutar de la cocina china y la de la Costa Oeste, fantásticas tiendas y paseos por el inolvidable Stanley Park.

• Pasaje interior (zona entre Vancouver y Ketchikan): Siguiendo la franja territorial de Alaska, entre unas 11.000 islas y la costa continental, el paso interior es una muestra de vida salvaje: águilas de cabeza blanca, leones marinos, marsopas y ballenas. A medida que el crucero avanza hacia el norte, los bosques de color verde profundo ceden ante un hermoso paisaje de enormes glaciares azules y grandiosas montañas nevadas.

• Victoria (Columbia Británica, Canadá): Fue fundada en 1843 como enclave para el comercio de pieles, Victoria se pobló de exploradores, bares y burdeles cuando en 1858 se descubrió oro en el Fraser River Canyon y la ciudad se dejó llevar por la fiebre del oro. Afortunadamente, se recuperaron las buenas costumbres y Victoria es en la actualidad una ciudad cordial y atractiva.

• Wrangell (Alaska): Esta ciudad fue víctima, dos veces, de la fiebre del oro, a finales del siglo XIX. Aún hoy conserva su imagen histórica con casas de fachadas típicas en la Font Street. La ciudad portuaria sigue siendo un importante centro comercial y de tráfico. Es típico el animado ambiente de su puerto pesquero. La ciudad está alejada de los habituales destinos turísticos, ofreciendo a los visitantes un cambio agradable frente a las metrópolis agitadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *